INICIO | LITERATURA | CUENTOS  
     
TIPOS DE CUENTOS
 
     
 
 
     
 
 
Hay cuentos y cuentistas para todos los gustos. Más todavía, los cuentos, al igual que sus autores, tienen diversas formas, tamaños y contenidos. Así hay cuentos largos como Julio Cortázar y cuentos cortos como Tito Monterroso; cuentos livianos como Julio Ramón Ribeyro y cuentos pesados como Lezama Lima; cuentos chuecos como Augusto Céspedes y cuentos borrachos como Edgar Allan Poe; cuentos humorísticos como Bryce Echenique y cuentos angustiados como Franz Kafka; cuentos eruditos como JL Borges y cuentos dandys como Óscar Wilde; cuentos pervertidos como Marqués de Sade [...]
 
 
     
 

Desde el s.XVIII ha habido muchos intentos de clasificación de los cuentos. Todos muy arriesgados, porque son pocos los cuentos que se ajustan a un tipo en exclusiva.

Sin embargo, aquí tienes una, en la que los cuentos se agrupan según el autor, el destinatario, el tema y los personajes.

 
     
 

AUTOR

DESTINATARIO

TEMA

PERSONAJES

 

cuentos populares

cuentos literarios

 

cuentos infantiles

cuentos para adultos

 

cuentos fantásticos

cuentos de terror

cuentos de amor

cuentos de suspense

cuentos de viajes

cuentos de denuncia

...

 

cuentos de hadas, princesas...

cuentos de espías, policías...

cuentos de animales

cuentos de personajes históricos

cuentos de fantasmas y monstruos

...

 
     
 

Por encima de todas las clasificaciones, la primera no admite discusión.
Es la que distingue entre cuentos populares o tradicionales y cuentos literarios.

 
     
 
Los cuentos tradicionales son los de autor desconocido y se transmiten por vía oral. Esta característica hace que existan diferentes versiones sobre el mismo tema.

Los cuentos literarios son obra de un autor y se transmiten por medio de la escritura.

 
     
  Vamos a analizar las principales características del cuento tradicional.  
     
 
  CARACTERÍSTICAS DEL CUENTO TRADICIONAL
 
     
 
En su origen, los cuentos eran relatos anónimos y populares que se explicaban en casa, junto al fuego... Cuentos para mayores o para pequeños. Eran historias orales que han llegado hasta nosotros de la mano de los compiladores que las reunieron en los libros, como el PANCHATANTRA hindú (s. VI d.C) o LAS MIL Y UNA NOCHES, libro árabe que reúne relatos como Aladino, Alí Babá o Simbad.
 
 
En Europa, se extendió la práctica de recopilar los cuentos populares. En España, Don Juan Manuel lo hizo en El Conde Lucanor; en Italia, Boccaccio en El Decamerón; en Inglaterra, Chaucer en Los cuentos de Canterbury. Todos en el siglo XIV.
 
 
Con el paso de los siglos, esta costumbre siguió viva. En el s.XIX, algunos escritores, como los hermanos Grimm reunieron los cuentos en varios volúmenes.
 
     
 
Vladimir Propp fue un erudito ruso que dedicó una parte de sus estudios al análisis de los cuentos tradicionales. Leyó y comparó muchos de ellos y el resultado fue un libro, Morfología del cuento, en el que explicó las características comunes a todos ellos.
 
     
  Veamos cuáles son algunas de sus características  
     
 
 
1. Los personajes de los cuentos realizan acciones parecidas: salir de casa, superar pruebas...
3. Se repiten estas acciones:
 
y son esquemáticos:
Prohibición- desobediencia (Caperucita)
 
Agresor (malvado): bruja, madrastra, ogro, dragón...
Interrogación - información (espejito, espejito...)
 
Donante (personaje mágico)): el hada, el duende...
Combate - victoria
 
Los héroes: el príncipe, la princesa...
Persecución - socorro
 
 
2. Predilección por los números 3 y 7: tres hijas, tres cerditos...
abundan las repeticiones y las escenas simétricas :
 
(el soplido del lobo en el cuento de los cerditos)
 
 
 
  El cuento tradicional se estructura en secuencias. Las más características son:  
     
 
 
La situación inicial
Empiezan los cuentos con los indicadores de tiempo y lugar (Érase una vez, había...)
 
 
Las pruebas
El personaje principal deber superar una serie de obstáculos. En este bloque entran en juego las preguntas.
 
 
Las ayudas
El personaje principal recibe la ayuda real o mágica de otros personajes. Con ellas consigue superar las pruebas.
 
 
El desenlace
El protagonista logra su objetivo. El final siempre es cerrado y feliz. Normalmente se produce un cambio de "status", es decir, de categoría social (el mendigo se convierte en rico, la criada en señora...)
 
   
 
1. Haz memoria de aquellos cuentos tradicionales que de niño te contaron y comprueba si se cumplen algunas de las características arriba señaladas.
 
     
 
2. Lee uno de estos dos cuentos, La oca de oro y El príncipe malvado y divídelos en secuencias.
 
   
     

 
 
© Materiales de lengua y literatura