INICIO | LENGUA
         
PROPAGANDA Y PUBLICIDAD LOS VALORES AÑADIDOS EL LENGUAJE PUBLICITARIO LAS IMÁGENES LOS ANUNCIOS DE AYER
       
         

El aire que respiramos se compone de oxígeno, nitrógeno...y publicidad (R. Guerin)

¿De verdad respiramos publicidad? Quizá resulte algo exagerada esta afirmación, pero de ella se desprende una evidencia difícil de contradecir, y es que la publicidad se ha instalado en nuestra vidas. Su indiscutible presencia en la sociedad genera partidarios y detractores. En cualquier caso, para defender una postura u otra hace falta conocer qué secretos encierran los anuncios. Veamos.

PROPAGANDA Y PUBLICIDAD

Lo primero que conviene saber es la diferencia entre entre propaganda y publicidad.

La propaganda es un producto ideológico. Intenta modificar la actitud del receptor con fines culturales, políticos, sociales... Por ejemplo, las campañas que incitan a hacer deportes, a dejar de fumar, a luchar contra el hambre, a donar órganos para transplantes, a votar a Fulanito o a Menganito...

   
 
En cambio, la publicidad debe conseguir , en primer lugar, atraer la atención del receptor para despertar su deseo de consumir.
   
Aunque, a veces, pueden hallarse los dos tipos en un mismo anuncio.
 
 
LOS PRODUCTOS
 
Los productos publicitarios son muchos y muy variados. Para su estudio se clasifican en grupos dependiendo de sus características. De todas las agrupaciones, hemos elegido la de T. Harrison (Manual de técnicas de publicidad. Bilbao: Deusto.).
 

TIPOS de PRODUCTOS

Productos de uso diario: detergentes, productos de limpieza, alimentación... Artículos de compra por impulso. Son productos de coste bajo y consumo frecuente, pero que no se compran por necesidad, sino como pequeños placeres: chucherías, bebidas alcohólicas, revistas y algunos artículos de regalo.

Artículos de alto precio. Son artículos que se compran muy de tarde en tarde por su elevado coste y su duración: la casa, el coche, los electrodomésticos, los muebles... y algunos servicios utilizados raras veces como las bodas o los funerales.

Productos de consumo visible. Son los artículos que consumimos para demostrar nuestra propia personalidad. Lo que interesa es que los demás puedan ver la marca y saber lo mucho que cuesta y lo que significa.

Servicios. En este apartado se incluyen todos aquellos servicios de interés : comercios, restaurantes, cafeterías, peluquerías, agencias de viajes... profesionales (médicos, arquitectos, abogados, asesores de empresas...).