LOS NOMBRES DE PILA
 
  INICIO | LENGUA | NIVEL LÉXICO  
     
 
Nomen, omen "un nombre, un presagio"
 
 
EL ORIGEN DE LOS NOMBRES
 
     
 
En otras épocas, el nombre propio contenía las cualidades que se esperaba que la persona debía tener. También se creía que cuanto significaba el nombre, le acontecía o acontecería a la persona que lo llevaba. Los antiguos pensaban que el nombre marcaba el destino de la persona. En la actualidad ya no es así.
 
     
La costumbre de poner nombres ha variado con las épocas:
 
 

En los primeros años del cristianismo se inició la costumbre de añadir al nombre, el lugar de origen o nacimiento:

Jesús de Nazareth, José de Arimatea, etc.

 
     
 
Algunos pueblos utilizaban el nombre del padre precedido de una partícula que significaba "hijo de...":
  • En los judíos, era "bar": Barrabás -> Bar – Rabás
  • En los árabes "ibn" o "ben": Alé Ben Mustafá o Mahamed Ibn Idris

En Roma nacen los apellidos hereditarios.

  • "prenomen": es el nombre personal -> PUBLIO
  • "nomen": nombre oficial que indicaba la estirpe -> CORNELIO
  • "cognomen": distinguía ramas o familias de una misma estirpe -> ESCIPIÓN

A veces, se añadía un:

  • "agnomen": hacía referencia a algún hecho honorífico -> EL AFRICANO
En este caso, PUBLIO CORNELIO ESCIPIÓN EL AFRICANO, indicaba que:
Se llamaba PUBLIO, pertenecía a la familia ESCIPIÓN, de la estirpe CORNELIA [1]
 
 
 
 
Los nombres utilizados en nuestra época y cultura proceden básicamente de estas fuentes:
 
     
 
Nombres bíblicos transmitidos a través de la cultura religiosa del cristianismo.
 
 
Nombres de la mitología grecolatina conservados gracias a los textos literarios.
 
 
Nombres latinos recogidos en su mayoría en los santorales de la Iglesia.
 
 
Nombres germánicos, superpuestos a los anteriores a raíz de las invasiones bárbaras medievales.
 
 
Nombres importados de países extranjeros y que presentan rarezas en su grafía. [2]
 
 
 
 
Los nombres y las modas:
 
     
 
La elección del nombre no escapa a la moda. Ni ahora, ni en otras épocas anteriores. Valga como ejemplo, la proliferación de nombres como Libertad y Constitución en tiempos de la II República española.
 
 
También, la televisión ha hecho populares algunos nombres que con el paso de los años pueden resultar extraños. Tal es el caso de las numerosas Heidi, Davinia o Suelen, que recuerdan personajes de series televisivas de los años 80.
 
 
Personajes del cine y la música también ha influido en la moda de los nombres.
 
     
 
 
 
Muchos son los que desconocen el origen y significado de su nombre, pero existen diccionarios especializados en los que poder consultar esta información.
 
     
 

Por ejemplo, ¿sabías que FILEMÓN es una palabra de origen griego?

 
 

Así es como aparece en el diccionario:

 
     
 

Antropónimo: FILEMÓN:

 
 

Etimología: Nombre propio griego, derivado de "phileo", "amar, complacer". Su significado es "amable, afectuoso".

 

Onomástica: 8 de marzo

 
 
1. A partir del ejemplo, es fácil deducir el significado de ANTROPÓNIMO, ETIMOLOGÍA Y ONOMÁSTICA, pero asegúrate bien y consulta el diccionario de la RAE (Real Academia de la Lengua). Tienes un acceso directo en la página del curso. Sólo tienes que introducir las palabras.
 
   
 
2. Supongo que te interesará conocer el origen de tu nombre y su significado. Para ello puedes consultar diccionarios en soporte de papel. Completa la ficha, una vez tengas toda la información.
 
 
 
  Jordi Bas i Vidal. Diccionario de los nombres de persona. Barcelona: De VEcchi, 1998  
Josep M. Albaigès i Olivart. El Gran libro de los nombres. Barcelona: Planeta, 1998.  
   
o en la Red:
 
   
   
   
   
     
 
3. Averigua por qué a los nombres propios se les llaman también NOMBRES DE PILA. Consulta la Wikipedia .
 
     
   
[1] Información extraída de: http://jpereira.eresmas.net/nombres.html
 
[2] http://www.albaiges.com/onomastica/onomastica.htm
 

 
 
© Materiales de lengua y literatura